Tags : club hipico

El concepto que tiene la gente de montar a caballo

Monto a caballo desde Enero de este año y no me da vergüenza decirlo. Es más, estoy tremendamente orgulloso de poder hacerlo, ya que he descubierto un mundo apasionante. Pero no todo es de color rosa. Hoy día, montar a caballo está tachado de afición para pijos snobs con mucha pasta.

En Murcia los caballos brillan por su ausencia. Pocos clubs hípicos hay y los que están, están monopolizados (en su mayoría) por ese tipo de gente que cree que montar a caballo es algo de lo más cool. Así que, cuando estás hablando con cualquier persona, sale el tema y dices que montas a caballo, te miran como diciendo: “otro niño de papá que monta a caballo para ir fardando.”

En Murcia hay mucha tontería relacionada con el caballo, en parte, por toda esta gente que hace del caballo un mundo elitista y de alto standing, cuando es todo lo contrario. El mundo del caballo ha sido siempre del campo y, aunque lo quieran refinar, será siempre de campo. Cuando vas a montar a caballo, vas a ensuciarte, a llenarte de barro, a tratar con animales y eso no se que tiene de pijo o de elitista.

Por el tema del dinero, no se que pagará la gente por montar a caballo en otras partes, pero Isa y yo hemos tenido la suerte de encontrar un lugar donde pagamos mucho menos de lo que se puede gastar cualquier persona al mes en ropa, música, complementos, un gimnasio o cualquier otro capricho. Por no decir que, gracias a la política de admisión del club hípico1, el ambiente que hay es inmejorable.

Por eso es difícil decir que montas a caballo sin que te miren mal o raro. Eso si, decir que te gastas 300 euros al mes en ropa o que te has comprado un coche de tropocientos mil euros, es de lo más normal y además te alaban por ello. Pero bueno, yo sigo diciendo muy orgulloso que monto a caballo y no por ello soy ni más ni menos. Simplemente es una afición más.

Nota 1: de nada sirve ir al club hípico con millones de euros en la cuenta si nadie del club te conoce o te recomienda. Están haciendo un ambiente muy familiar y eso se nota en las buenas relaciones que existen.

Pura potencia

Los caballos son pura potencia aunque suelen ser muy tranquilos. Pero cuando demuestran lo que tienen dentro, es un espectáculo impresionante de ver.

Una clase de volteo

volteo

El volteo es una disciplina de la hípica en donde el caballo es guiado “a la cuerda” en círculos al galope y sobre él, unos “volteadores” realizan piruetas y ejercicios de gimnasia. Estos caballos deben ser muy sumisos y tener un galope rítmico para optimizar el rendimiento de los volteadores, quienes no sólo deben ocuparse de sí mismos, sino también de sus compañeros y del caballo. (Texto de Pasión Ecuestre).

Quizás no lo conozcáis tanto como “arte”, sino más bien como espectáculo en los desfiles, en los que un tipo hace piruetas a lomos del caballo, montanto y desmontando a la carrera, por poner un ejempo.

Se hace sin la montura tradicional y sin riendas y es algo muy típico dentro de la hípica ya que ayuda a coger confianza, asiento en el caballo y te fortalece las piernas. Además, es muy divertido.

Así que durante los 7 minutos del siguiente vídeo, me vais a ver hacer un poco de volteo. El caballo, si os fijáis, es poco más bajo que yo (la altura de los caballos se mide hasta la cruz o principio del cuello), así que medirá 170cm como mínimo por lo que no es nada fácil montarlo y desmontarlo. Por no decir que esto cansa un rato.

¿He dicho ya alguna vez que me encantan los caballos?

Un día cualquiera en el Club Hípico

un dia cualquiera en el club hípico

Como ya sabéis todos, los Domingos solemos ir a montar a caballo al club hípico del que somos socios. Hemos hablado de ello en varias ocasiones y puesto varias fotos, pero ya es hora de mostraros en vídeo cómo es un Domingo cualquiera en el club Hípico.

Cuando vamos, no solo nos limitamos a dar la clase, sino que hacemos muchas más cosas. Y eso es lo que más nos gusta. Las clases son de 5 a 6, pero podemos estar perfectamente en el club hasta las 9.

En próximos vídeos, más trote y galope, que se que os gusta.

PD: la cámara utilizada, una Pentax Optio V10 deja mucho que desear grabando vídeo, por si a alguien le interesa.

Foto | Flickr